martes, 30 de noviembre de 2010

Infinito

Demora sin medida.
Sin fechas ni relojes.
Un desvío al otro lado
de ninguna esquina.
La extensión de la recta
se da tregua,
afina su trazado,
afila su sentido.

No hay más allá al borde.
No hay reverso,
ni punto final.

1 comentario:

Gustavo dijo...

"No hay más allá al borde.
No hay reverso,
ni punto final."

Daniel: un cierre contundente, disparador. Crudo y certero. Buen poema. Abrazo. Gracias a tí, vi EL CONCIERTO. Me gustó. Feliz semana.