miércoles, 5 de junio de 2013

Más momentuitos

Decía que, a pesar de verme enfrascado en algunas de ellas, no me gustan las redes sociales y que de todas Twitter me parece la más provechosa hasta ahora.

Y, en cuanto a lo de ir por la red dejándose retazos de uno... en fin, el jurado no tendrá en cuenta este blog para su veredicto. Aquí todo es voluntario y consciente (... a veces semiconsciente) y conste que si uno escribe por aquí es porque le gusta que le lean, al margen de los datos e identidades. Me temo que eso dice mucho acerca de lo sociable que uno pretende ser.

Aunque el blog pueda utilizarse también como plataforma de relaciones y sea halagador tener seguidores que toman parte activa en esta representación, lo cierto es que no está bien diseñado para la interacción en tiempo real.

Twitter, sin embargo, es puro intercambio. Dentro de la concisión, tiene la temperatura ideal para la complicidad y la reciprocidad. Es una fuente fugaz de información cuya nada desdeñable inmediatez es a veces pasmosa. Resulta ser tan rápido como caduco, paradigma quizás del periodismo más expeditivo. Es fuente de fuentes, puerta de acceso a infinidad de sitios, revelador de novedades, rescatador de archivos, catapulta para más de una buena y pesada bola, sonda de las querencias y quereres de muchos...

Y, por supuesto, la única restricción a la libertad que uno encuentra para ir soltando en Twitter sus brevedades son sus 140 caracteres.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Es importante ser sociable..es más divertido cara a cara, pero ante eso..las redes sociales ayuda - a algunas cosas- .. Un tema a debatir¡

Good day¡

Cristina B.

Gustavo D´Orazio dijo...

NINGUNA TECNOLOGIA REEMPLAZARA AL ENCUENTRO PERSONAL...ELLA NOS AUXILIA
Y PERMITE AGILIZAR CONTACTOS Y BUSCAR INFORMACION, ENTRETENERNOS Y DESCUBRIR MUCHO DE LO QUE DE OTRO MODO, NO CONOCERIAMOS...
ABRAZO, DANIEL.

Javier Darío dijo...

Llevo un tiempo en Facebook y sinceramente no me gusta, me parece un escaparate en el que cada uno tiene que lucirse, demostrar lo que vale y lo sociable que es. A lo mejor es una impresión errónea por mi parte, pero realmente no le encuentro utilidad alguna